ULTRASONIDOS contra el CÁNCER

Un tratamiento oncológico que destruye parcialmente el cáncer mediante sonido logra la remisión de los tumores

Un estudio ha concluido que basta con eliminar hasta un 75% del tumor por este método para evitar la recurrencia.

Así lo ha anunciado la Universidad de Michigan (Estados Unidos), a la que están adscritos los creadores de esta tecnología que ya se encuentra en fase clínica.

Un tratamiento no invasivo enfocado a destruir parcialmente distintos tipos de tumores podría lograr evitar el avance del cáncer, según parecen arrojar los resultados obtenidos en los ensayos sobre modelos animales con esta técnica. El 100% de los animales controlados mostraron progreso local de tumores locales y enfermedad intrahepática.

Este tratamiento, que los investigadores han llamado histotripsia, consiste en enfocar mediante un dispositivo especialmente diseñado a tal efecto ondas de ultrasonido en el tejido a destruir, en este caso tejido tumoral (varios de los ensayos que están teniendo lugar se centran más específicamente en el cáncer de hígado).

El estudio ha concluido que, en estos sujetos experimentales, bastaba con destruir entre el 50 y el 75% del tumor para que el sistema inmune fuera capaz de acabar con el resto, sin que se produjeran metástasis o recurrencias en el 80% de los casos.

La histotripsia representa un ejemplo claro de las nuevas alternativas que se investigan en el campo de la terapia oncológica para superar las limitaciones de los tratamientos tradicionales (como la quimioterapia o la radioterapia).

Hasta ahora, esta tecnología no sólo ha arrojado buenos resultados en el tratamiento de varios tipos de tumores (y específicamente del cáncer de hígado, uno de los que tienen actualmente peor pronóstico) sino que además ha demostrado ser segura, sin las complicaciones y efectos secundarios que lastran enfoques como la radioterapia o la quimioterapia.