MELANOMA Avances e investigación

El próximo 23 de mayo se celebra el Día Mundial del Melanoma, por lo que aprovechamos para repasar los últimos avances científicos en las investigaciones sobre el cáncer de piel tipo melanoma.

 

Métodos mejorados de prevención y detección temprana.

Hay investigaciones en curso sobre mejores estrategias de prevención y detección temprana del melanoma. Tanto la prevención primaria como la secundaria son importantes. La prevención primaria implica evitar que el melanoma se desarrolle, por ejemplo, reducir la exposición a la radiación ultravioleta (UV) del sol y evitar el uso de dispositivos de bronceado en interiores. La prevención secundaria incluye los métodos de detección temprana. Un área prometedora es la examinación de personas con un alto riesgo de desarrollar melanoma.

 

Investigación genética del melanoma

Los científicos han hecho un gran progreso en la comprensión de cómo algunos de los cambios del ADN (genes) dentro de las células normales de la piel pueden provocar que se conviertan en células de melanoma.

Algunas personas heredan genes mutados (dañados) de sus padres, lo que aumenta el riesgo de melanoma. Por ejemplo, cambios en el gen CDKN2A (p16) causan que algunos melanomas se presenten con mayor frecuencia en algunas familias. Las personas que tienen antecedentes familiares significativos de melanoma deben considerar consultar con un asesor genético especializado en cáncer o con un médico que tenga experiencia en la genética del cáncer, a fin de hablar sobre los posibles beneficios, límites y desventajas de pruebas para identificar cambios en este gen.

 

Diagnóstico

Algunos métodos más nuevos para el diagnóstico de cáncer de piel no requieren obtener una muestra de piel.

Un tipo de “biopsia óptica” es la microscopía confocal de reflectancia (RCM). Esta técnica permite al médico observar un área anormal de la piel a cierta profundidad sin cortar la piel.

Otra técnica que se está estudiando actualmente es la prueba con parche adhesivo. En lugar de cortar la piel para obtener una muestra de biopsia, se coloca un parche pegajoso sobre el área que causa sospecha. Al retirar el parche se obtienen algunas de las capas superiores de la piel que luego se pueden examinar para detectar ciertos cambios genéticos que a menudo están relacionados con el melanoma.

 

Tratamiento

Aunque los melanomas en etapa temprana a menudo se pueden curar con cirugía, los melanomas más avanzados son más difíciles de tratar. Sin embargo, en los últimos años, nuevas formas de inmunoterapia y terapias dirigidas han mostrado ser muy efectivas y han cambiado el tratamiento de esta enfermedad.

 

Inmunoterapia

Este tipo de tratamiento ayuda al sistema inmunitario del cuerpo a atacar las células del melanoma de manera más eficaz. Algunas formas de terapia inmunológica se están utilizando para tratar algunos melanomas.

 

Vacunas contra el melanoma:

Se están investigando vacunas en estudios clínicos para tratar el melanoma.

Estas vacunas son, de alguna manera, similares a las vacunas que se utilizan para evitar enfermedades tales como el polio, el sarampión y las paperas que son causadas por un virus. Por lo general, tales vacunas contienen unos virus debilitados o partes de un virus que no pueden causar la enfermedad. La vacuna estimula al sistema inmunitario del cuerpo para destruir el tipo de virus más dañino.

 

Se ha probado que producir una vacuna contra el melanoma es más difícil que producir una vacuna para combatir un virus. Los resultados de estos estudios usando vacunas para tratar el melanoma han sido mixtos hasta ahora, pero actualmente se estudian muchas vacunas más recientes que podrían prometer resultados más alentadores.

 

Fuente: Sociedad Americana Contra El Cáncer