Cremas antiedad: cuándo y por qué

¿Cuándo tengo que empezar a utilizar una crema antiarrugas?

Es posible que esta pregunta no te la hagas hasta que las primeras líneas de expresión comiencen a aparecer; la realidad es que la piel siempre requiere que la cuidemos para evitar el envejecimiento.

Muchos factores influyen sobre nuestra piel como la alimentación, la cantidad de agua que bebemos a lo largo del día y factores medioambientales, ya que tanto el frío como el calor resecan mucho nuestra piel y el sol acelera el proceso de envejecimiento de la misma.
Por todo esto debemos realizar una rutina diaria para el cuidado de nuestra piel: una buena limpieza es primordial antes de aplicar un buen producto hidratante, tanto en la mañana como en la noche, y sobre todo aplicar un factor de protección solar cada día evitará el envejecimiento prematuro de nuestra piel.
El comienzo del uso de cremas antiedad no debe hacerse cuando las temidas arrugas ya están aquí, tampoco hay una edad determinada para comenzar a usarlas, el momento adecuado lo marcará el tipo de piel de cada persona. Las pieles grasas envejecen más tarde que las pieles secas y las pieles blancas envejecen antes que las más morenas. Aun así cada laboratorio indica unas edades aproximadas para comenzar con sus tratamientos y es a partir de los 30 años cuando verdaderamente deberíamos comenzar a tratar nuestras primeras arrugas, aplicando un sérum adecuado y a continuación una crema hidratante ya que la hidratación es esencial para que nuestra piel no pierda agua y tienda a arrugarse; además es importante el tratamiento con vitaminas y antioxidantes.
Las arrugas que forman parte de nuestra gesticulación, deben tratarse especialmente ya que de no hacerlo, nuestras facciones no recuperaran su estado después de una mueca. Esto es debido a la pérdida de elasticidad, pero podemos retrasar estas arrugas con las cremas antiedad. Las primeras líneas de expresión en aparecer son alrededor de los ojos y alrededor de los labios, que van unidas a la flacidez.
Llegados a este punto y ante la pregunta: “¿Cuándo debo comenzar con el tratamiento antiarrugas?”, la respuesta es: “pronto, apenas con 20 años” ya que todos los estudios dermatológicos indican que la piel tiene memoria. Así pues utilizaremos los tratamientos adecuados para cada tipo de piel y con constancia iréis comprobando la eficacia de estos productos.
En todas las Farmacias Farmalife encontrareis el asesoramiento más profesional para que podáis darle a vuestra piel el tratamiento más adecuado.

  Escrito por: Alicia Gutiérrez Polo, Farmacéutica Adjunta. Farmalife Aranjuez.