Vacaciones y jet lag

Ha llegado el calor, el verano y las ansiadas vacaciones. Cada vez más elegimos destinos lejos de nuestras fronteras, viajamos a países con diferentes husos horarios por lo que nuestro organismo puede sufrir lo que se conoce como JET LAG. El jet lag no es más que un trastorno temporal del sueño debido a un desequilibrio producido entre el reloj interno de una persona, que establece cuándo debemos permanecer despiertos y cuando debemos dormir, y el nuevo horario al viajar a zonas con diferentes franjas horarias. Con lo cual se tendrá sueño durante el día y por la noche nos costará más conciliarlo.

Las principales consecuencias de sufrir jet lag son:

  • Alteraciones del sueño
  • Sensación de fatiga y cansancio
  • Confusión
  • Irritabilidad
  • Apatía
  • Dolor de cabeza
  • Problemas digestivos: vómitos, dolor estomacal
  • Deshidratación
  • Disminución del rendimiento físico e intelectual

Aquí os dejo una serie de consejos que pueden ayudarnos a prevenir el Jet Lag y evitar que arruinemos nuestras vacaciones:

Antes del viaje debemos intentar descansar, consumir alimentos saludables y hacer ejercicio. Procuraremos irnos a la cama más temprano durante un par de noches previas a viajar hacia el este y acostarse más tarde si vamos a viajar hacia el oeste.

Durante el vuelo, ajustaremos las horas de sueño a las de destino, si vamos a llegar por la noche evitaremos no dormir demasiado o intentaremos dormir si vamos a llegar por la
mañana. Mientras estemos despiertos intentaremos levantarnos y caminar un poco. Evitaremos el consumo de alcohol, café, comidas pesadas y nos hidrataremos adecuadamente.

Podemos también recurrir al empleo de complementos alimenticios que contengan Melatonina. La Melatonina es una hormona que se sintetiza y se segrega en la glándula pineal al inicio de los periodos de mayor oscuridad y deja de liberarse con la luz solar. Por ello, esta hormona es importante en la regulación del sueño.

La melatonina puede ayudarnos con el desfase horario en nuestro viaje. Si estamos en un vuelo durante la hora de dormir correspondiente al destino, podemos tomar melatonina para ayudarnos a conciliar el sueño. Una vez hayamos llegado al destino podemos tomar melatonina durante varios días unas horas antes de acostarnos. Esto hará que consigamos descansar bien y evitemos los síntomas desagradables relacionados con el jet lag y que logremos disfrutar de esas merecidas vacaciones.

Los viajeros con problemas crónicos, que toman medicación siguiendo un horario estricto, deben consultar con su médico acerca de la necesidad de necesitar ajuste de la dosis.

 

Escrito por: Mari Carmen, Farmacéutica Adjunta en Farmacia Farmalife Novotiendas.

Related Post