¿USAR CHUPETE?

uso del chupete

¿Usar Chupete?

El uso del chupete se convierte en uno de los grandes dilemas de los padres primerizos. Lo que para otras generaciones era un acto habitual, en la actualidad el chupete entra en el debate de todos los futuros papás y mamás.

Hay quienes ven en el empleo del chupete un cúmulo de desventajas y otros la salvación ante los incesantes llantos.

Muchos médicos desaconsejan ponerle el chupete al bebé porque pueda provocar un rechazo a la lactancia materna. Acostumbrar al bebé a succionar la tetina del chupete, es según algunos especialistas un riesgo, pues la succión del pecho requiere mayor esfuerzo y el bebé opta por no realizarlo para tomar de forma más cómoda la leche del biberón, cuya tetina es similar a la del chupete tanto en material como en forma.

Los dentistas sin embargo se muestran contrarios al empleo del chupete por evitar en un futuro malformaciones tanto en el paladar como en la dentadura del niño.

A pesar de estas razones de peso, hace unos años la Asociación Española de Pediatría (AEP) publicó un estudio sobre los beneficios del uso del chupete en los bebés.

En el estudio nos aportan directrices muy interesantes de cómo y cuándo se debe usar el chupete.

Según la AEP el chupete debe darse pasadas las cuatro primeras semanas de nacimiento, para evitar (como dijimos anteriormente) el rechazo al pecho de la mamá. No obstante si el bebé va a alimentarse a través de biberones no habría ningún problema en dárselo desde el primer momento.

Otras ventajas del chupete son la ayuda que aporta al bebé para conciliar el sueño, la calma que les transmite la succión en momentos de llanto y el alivio en algunos momentos de dolor.

Una razón muy interesante y por la que apuestan muchos pediatras para la campaña pro chupete es el resultado sobre la investigación del síndrome de la muerte súbita del lactante: SMSL.

No hay una explicación científica, pero sí datos que demuestran cómo descienden el número de muertes por SMSL cuando llevan chupetes y el aumento de éstas cuando no lo utilizan, sobre todo durante la noche.

A pesar de las ventajas que hemos citado la AEP es tajante en su discurso, el uso del chupete está muy bien pero no el abuso.

Los bebés no pueden estar todo el día con el chupete puesto, tiene que emplearse en determinados momentos y ocasiones, con el tiempo controlado por los padres. Para dormir, dos horas a media mañana y para la siesta, por supuesto cuando haya algún tipo de dolor o llanto prolongado se le permitirá llevarlo.

La edad máxima recomendada es hasta los doce meses, pasado el primer año de vida el niño o la niña no requiere del empleo del chupete para calmarse, tampoco para dormir. Aunque lo recomendable es ir quitándoselo de forma paulatina.

Esto es lo que dicen los expertos, no obstante si tienes dudas sobre qué tipo de chupete comprar, qué tetina es la más adecuada y cuándo cambiarle el chupete a tu bebé, en cualquiera de nuestras Farmacias Farmalife estaremos dispuestos a ayudarte.

Ven a conocernos, ven a Farmalife.

 

 

 

Related Post