¿Por qué no regalar salud?

¿Necesitas ideas para hacer los regalos de Navidad?

Vivimos en una sociedad imbuida por el consumismo, un consumismo en el que se apoya el estado del bienestar del que disfrutamos. No seré yo la que ataque nuestra forma de vida, lo que sí que hago es abogar por el pragmatismo.

Nuestros hogares están repletos de productos repetidos una y mis veces en distintos colores y modelos ¿realmente los necesitamos? La respuesta es clara para mí.

Sin embargo y a pesar de que se ha demostrado que para evitar la enfermedad hay que poner en práctica la prevención nos parece innecesario y a veces inadmisible gastar nuestro dinero en esta parcela.

De un tiempo a esta parte la farmacia se ha convertido no solo en fuente de productos que palían y curan enfermedades sino que lucha para que la prevención de enfermedades sea nuestro nuevo modelo de vida. La enfermedad llegará inexorablemente pero un adecuado modo de vida ayudará a retrasar ese momento.

Llega el periodo del año en el que los regalos van a estar presentes a raudales en todos los hogares, ¿por qué no regalar salud?


Los mayores de la casa:

Los distintos segmentos de población según la edad son susceptibles de recibir distintos regalos, así que  empecemos por nuestros mayores.

Las personas mayores tienen que vigilar su salud más exhaustivamente que los demás por motivos obvios y para ello el control de su tensión es fundamental. En la farmacia hay tensiómetros de muy fácil manejo e interpretación de resultados que les facilitará mucho la vida sin necesidad de moverse de su casa para su control diario.

La diabetes es otra enfermedad que padecen muchos mayores y para controlarla hay glucómetros a precios muy asequibles y también de fácil uso.

Y ya que la oxidación ha llegado a nuestras vidas también es muy conveniente que tomen suplementos vitamínicos con sustancias antioxidantes y en algunos casos suplementos nutricionales como por ejemplo Meritene.

Todo esto hay que regalarlo con un poquito de tacto y buen gusto a la abuela para que no la hagamos sentir como un carcamal (se le da una cajita con unos pendientes para que esté mona y unas vitaminas para que esté fuerte y la abuela se pone tan contenta porque no hay nada que a una abuela le guste más que ver que su familia se preocupa por su salud).


Adultos:

Pasemos a la edad adulta, ese momento en la vida en que empezamos a sentir dolor en partes de nuestro cuerpo que no sabíamos que existían y en la que empezamos a leer borroso (yo creo que es un método de defensa natural para vernos mejor a nosotros mismos).Vamos, que en esta edad la oxidación es más que evidente en el exterior y en el interior, pero también es el momento en el que la prevención y el cuidado de la salud es más efectivo.

Se pueden regalar omegas para el control del colesterol  mejorar nuestro sistema nervioso y también el cardiovascular; vitaminas enfocadas a prolongar  tanto nuestra salud como nuestra belleza (la llamada nutricosmética es realmente efectiva) y como  nuestras articulaciones sufren, un botecito con colágeno envuelto en una cinta tampoco iría mal (acompañado por supuesto de un regalito más glamuroso para evitar conflictos).

Nuestra piel es más seca y hay que cuidarla desde el paso inicial, es decir, de nada sirve usar una crema hidratante estupenda si usamos un gel de baño que reseca la piel, por ello un buen regalo sería un kit con gel de baño y crema corporal hidratantes.

Lo mismo se puede aplicar a nuestra belleza facial, con veinte años una crema hidratante hace maravillas, pero con cuarenta el confort de nuestra piel mejora significativamente si antes de la crema antiarrugas aplicamos un sérum. En la farmacia en estas fechas hay cofres que combinan varios de estos productos y que aparte de ser de altísima calidad tiene una imagen estupenda para ser un regalo ideal.


Jóvenes adolescentes:

La adolescencia es una edad estupenda una vez que la has pasado, no sientes dolor y la belleza está en su apogeo, si bien la inseguridad en nosotros mismos y la falta de madurez juegan malas pasadas. Por eso, no hay nada que le preocupe más a un adolescente que su aspecto físico y aunque en la farmacia no se hacen milagros, les podemos echar una manita.

Si tienen la piel grasa les podemos regalar un kit con productos de limpieza facial y cremas hidratantes a la vez tratantes del acné. Si su piel es muy sensible, aparte de cremas , hay líneas de maquillaje sumamente hipoalergénicas, de una calidad cosmética inmejorable y a la vez  con unos precios más que asequibles.



Los peques de la casa:        

Los niños también tienen que cuidar su piel, pero como a un niño si le regalamos una crema posiblemente ni la mire o incluso nos la tire a la cara, tendremos que pensar en algo que les pueda hacer ilusión y a la vez sea bueno para su salud. Se me ocurren unos cepillos de dientes eléctricos (que les hace sentirse mayores como papá) que consiguen una correcta limpieza dental. Hay incluso algunos que tienen una musiquilla y cuando acaba significa que ya se han estado frotando los dientes el tiempo suficiente. Esto lo acompañamos de la pasta de dientes de su sabor favorito y ya tenemos un regalo de salud atractivo para menores.

 

Por último hablaremos de los bebés (que es el regalo por autonomasia que hace ilusión a las mamás) y este segmento de la población es un pozo sin fondo de regalos: chupetes de todos los colores que combinan con todos los trajecitos (me parece mentira pero algunos los combinan), cadenitas preciosas a la vez que seguras para que no se caiga el chupete, biberones anticólico excelentes, colonias suaves, etc. Aunque para mí, el mejor regalo es el que cuida la piel del bebé, porque la piel es un órgano que nos protege del entorno desde el primer día, no solo desde el momento en que se empieza a arrugar y por eso igual que a nosotros nos gustan las texturas agradables y nutritivas de las cremas, debemos usar con nuestros bebés (igual que con los niños más mayores) champús, geles y leches hidratantes de calidad desde el principio.

 

Pero ya que estamos en Navidad y los niños son sinónimo de juego, también en la farmacia tienen a su disposición juguetes de Chicco que son atractivos a la par que seguros.

 

 

Con esto me despido de ustedes deseándoles una feliz Navidad y que disfruten de sus seres queridos, que son sin duda el mejor regalo gratis que tendrán en la vida.

 

Un saludo.

 

*Escrito por Maite Fernández, Farmacéutica Adjunta en Farmacia Farmalife Alcalá.

Related Post